Noticias

3.ago.2012 / 11:13 pm / Haga un comentario

El comentario generalizado es que existen personajes con imágenes desgastadas y hasta repelentes que intentan monopolizar al candidato Mata Figueroa, impregnándolo de sus antipatías.

Por Augusto Hernández / augusther@cantv.net

2 ago, 2012 | El próximo gobernador del Estado Nueva Esparta, Gral. Carlos Mata Figueroa, ha demostrado ser un candidato carismático, discreto, perspicaz y, sobre todo, conocedor de la idiosincrasia margariteña, como le corresponde a quien ostenta la prosapia insular.

Quienes me conocen, incluyendo los lectores de esta columna, saben que no suelo prodigar alabanzas. Esta actitud la mantengo y hasta le imprimo mayor énfasis cuando se trata de alguien que surge del campo revolucionario, a quien mido con un rasero más exigente.

Así pues, Carlos Mata Figueroa me ha causado excelente impresión como candidato a la gobernación insular y creo que lo mismo ha ocurrido con muchos margariteños, revolucionarios o no, que han podido sopesar a este destacado profesional de la milicia, que ocupó las más altas posiciones en ese campo.

De manera discreta, pero activa e incansable, hace contacto con diferentes sectores de la población y el resultado es similar, pues lo reciben con agrado y hasta con emoción al ver la sencillez de su conducta.

Tan solo he escuchado un lamento en boca de algunos revolucionarios quienes consideran que a Mata Figueroa hay que darle espacio y dejarlo que actúe a sus anchas, sin cargarlo de ataduras de ninguna especie.

El comentario generalizado es que existen personajes con imágenes desgastadas y hasta repelentes que intentan monopolizar al candidato Mata Figueroa, impregnándolo de sus antipatías.

Por fortuna, el próximo gobernador parece que adivina ciertas intenciones y ha evitado que lo identifiquen con cualquier grupúsculo regional, manteniendo un trato abierto y afable con todos los sectores que apoyan esta revolución, cuyos simpatizantes son variados.

La advertencia para quienes desean figurar en primer plano consiste en recordarles que, tras reelegir a Chávez, tenemos un solo candidato a la gobernación al que debemos cuidar para que nadie le propine el abrazo de la muerte.

Los monopolistas que asfixian a quien pretenden apoyar harán bien en permanecer a bordo de sus propios peñeros, sin obstaculizar la travesía electoral de Carlos Mata Figueroa, que navega cual navío de guerra con el viento en popa.

Fuente: http://www.elsoldemargarita.com.ve/principales/opinion/el-amor-que-mata

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.