Juventud

1.ago.2012 / 02:41 pm / Haga un comentario

Este miércoles, a partir de las 2:30 de la tarde (hora venezolana) el esgrimista venezolano Rubén Limardo combatió ante el noruego Bartosz Piasecki en la final de la espada masculina de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y ganó la medalla de oro.

El atleta bolivarense, quien ya aseguró la plata, al vencer al europeo para colgarse la medalla dorada, logró la primera en la historia de la disciplina en Venezuela.

En la especialidad de espada, el nativo de Bolívar se ubica en el puesto 13 en el ránking mundial, y segundo en Latinoamérica. Mientras el noruego se ubica en la casilla 47 del escalafón internacional.

“Creo que ya es hora de seguir subiendo para ganar esa medalla olímpica, que tanto deseo, lo he visualizado durante años, yo creo que éste es el momento y no hay que perderlo.”, declaró Limardo al canal Tves antes de la final.

Al conseguir el metal dorado, Limardo emuló al legendario boxeador criollo Francisco “Morochito” Rodríguez, quien se colgó el oro en la categoría minimosca (48 kilogramos) en la justa de México 1968.

La plata será la tercera para Venezuela en la historia de los Juegos Olímpicos. Antes las ganaron los púgiles Pedro Gamarrro (Montrel 1976) y Bernardo Piñango (Moscú 1980).

Para llegar a la instancia final, el esgrimista clasificó a las semifinales al derrotar al número tres del mundo, el italiano Paolo Pizzo, con marcador de 15-12.

En la semifinal, Limardo derrotó con marcador final de 6-5 al estadounidense Seth Kelsey, quien ya venía de doblegar al criollo con marcador de 12-10 en la final de los Juegos Panamericanos 2011.

El objetivo del bolivarense fue darle la segunda medalla dorada a América Latina en esgrima olímpica. La única obtenida hasta ahora la consiguió el cubano Ramón Fonts en París 1900, y aquella fue también la primera presea latinoamericana en Juegos Olímpicos.

Fuente:  Radiomundial

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.